Benetússer detecta un presunto desfalco de 200.000 € en su servicio de...

Benetússer detecta un presunto desfalco de 200.000 € en su servicio de recaudación

LORENA PADILLA BENETÚSSER Las cuentas no salen en el Ayuntamiento de Benetússer. El consistorio ha detectado un agujero en la caja municipal que, según las primeras estimaciones, podría alcanzar los 200.000 euros, explicó la propia alcaldesa socialista de la localidad, Eva Sanz, quien no obstante, añadió que el desfalco «podría superar» dicha cantidad una vez terminada la investigación.

RECAUDADOR BENETUSSER
Las presuntas irregularidades han salido a la luz ahora, justo cuando el Ayuntamiento de Benetússer ha cambiado de empresa para la recaudación municipal. Desde los años 80 del pasado siglo, esta función la llevaba a cabo un empleado que trabajaba como autónomo.
Desde entonces hasta diciembre de 2010, él ha sido el encargado de recaudar los cobros de Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), vados e impuesto de circulación de vehículos en la localidad, siempre según la alcaldesa. Durante todo este tiempo, hasta que llegó la nueva empresa a principios de este año, la gestión de cobro no se realizaba mediante ningún sistema informático, sino que las cuentas se llevaban todavía «de manera manual». Precisamente por ello, «porque era necesario modernizarlo», el ayuntamiento contrató los nuevos servicios, señala Eva Sanz. De hecho, la jefa del gobierno local apunta a que «gracias al cambio, se ha podido descubrir todo».
Las sospechas del supuesto desfalco empezaron cuando varios vecinos se dirigieron a la nueva gestora para pagar las contribuciones pertinentes de este año. Es entonces cuando se les informa que tienen cantidades pendientes de cobro; unas deudas que los contribuyentes aseguran tener totalmente saldadas.
«Al principio, supusimos que podría tratarse de un error informático al realizar el volcado de datos a la nueva empresa, pero cuando detectamos que en apenas unos días había al menos diez reclamaciones, empezamos a sospechar», indica la alcaldesa.
De momento, no se conoce el alcance total del agujero económico en las arcas municipales, dado que las reclamaciones están empezando a llegar ahora por parte de los vecinos afectados. Es más, el ayuntamiento persigue saber cuándo empezaron las supuestas irregularidades, aunque todo apunta a que se iniciaron décadas atrás.
Para esclarecer qué ha pasado con las cuentas de Benetússer, la alcaldesa ha asegurado que interpondrá «lo antes posible» una denuncia por apropiación de erario público ante el Tribunal de Cuentas.

Vía: Levante-EMV

1 COMMENT

  1. Es de vergüenza… un servicio PESIMO, con COLAS DE HORAS y ATENCION DEFICIENTE, durente décadas. Y, además, estaban ROBANDO.

    Espero que la LEY caiga sobre ese impresentable con todo su peso.

Leave a Reply