El Ayuntamiento de Almussafes prima la reeducación vial frente al abono económico...

El Ayuntamiento de Almussafes prima la reeducación vial frente al abono económico de las denuncias

la reeducación vial frente al abono económico de las denuncias
la reeducación vial frente al abono económico de las denuncias
  • Medio centenar de infractores asistieron ayer al primer programa de cursos de educación vial

 

  • La ordenanza municipal también contempla los trabajos en beneficio de la comunidad como canje al mero importe pecuniario

 

El Ayuntamiento de Almussafes aprobó, el pasado año, una nueva ordenanza municipal de tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, en la que se establecía la posibilidad de que los infractores denunciados pudiesen canjear las sanciones impuestas por trabajos en beneficio de la comunidad o cursos de reeducación vial. Una vez más, el consistorio se presenta como pionero en una iniciativa que se aleja del afán recaudatorio y que apuesta por otras vías de cumplimiento de la legalidad. Ayer jueves día 16, el municipio acogió el primer programa de cursos, en el que participaron medio centenar de infractores de Almussafes y de otras localidades, puesto que la norma municipal no discrimina por razón de localidad de origen. Asimismo, una decena de infractores ha solicitado la realización de labores en la comunidad, que se están desarrollando desde la pasada semana.

 

 la reeducación vial frente al abono económico de las denuncias
la reeducación vial frente al abono económico de las denuncias

La ordenanza municipal recoge el espíritu de la última modificación de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial,  realizada mediante Ley 18/2009 de 23 de noviembre, que en su Disposición Adicional Tercera obliga al Estado a destinar íntegramente el dinero recaudado por la DGT a programas de sensibilización y educación vial, prevención de accidentes y ayuda a las víctimas, perdiendo su carácter recaudador.

 

Igualmente el Consistorio de Almussafes, a través de su nueva normativa de tráfico se obliga a destinar la recaudación obtenida por las multas a campañas de educación vial, como la que realiza la Policía Local desde hace cuatro años para todos los escolares de centros educativos del municipio, con edades comprendidas entre los 4 y los 16 años.

 

La pasada semana, tras haber acumulado un número suficiente de infractores que voluntariamente se habían acogido a las dos modalidades alternativas de retribución de la sanción, se inauguró el programa con resultados que el concejal de Seguridad Ciudadana, Carles Grancha, califica de “muy satisfactorios”.

 

En este sentido, la decena de denunciados que han decidido realizar trabajos en beneficio de la comunidad pasa unas horas, (canjeadas a razón de 50 euros por cada 1 ½ horas trabajadas en días laborables o 50 euros de sanción por cada hora en día festivo, sábado o domingo) realizando trabajos en edificios municipales o bien barriendo los solares municipales que se habilitaron para el estacionamiento de vehículos.

 

Por su parte, el medio centenar de infractores que, de forma voluntaria y tras petición expresa al ayuntamiento, han elegido la opción de asistir a los cursos de reeducación vial participaron durante la jornada de ayer jueves en la primera edición del programa, que regula la asistencia a una sesión de tres horas por cada sanción leve, dos sesiones de tres horas por cada sanción grave y cinco sesiones de tres horas por cada sanción muy grave. La sala de conferencias del Centro Municipal de Personas Adultas acogió, en horario matinal y vespertino, al primer grupo de participantes, quienes han valorado muy positivamente esta experiencia pionera del Ayuntamiento de Almussafes, que les exime de abonar la cuantía de la multa en metálico, además de sensibilizarles al volante.

 

“El objetivo de los cursos radica en concienciar a los infractores acerca de la importancia que las buenas actuaciones viales tienen para la prevención de accidentes de tráfico y las graves consecuencias que se derivan de pequeñas infracciones al volante en cuanto al incremento de los mismos y, secundariamente, como afecta todo ello en la calidad de vida de los vecinos”, destaca Grancha. Infracciones, como el estacionamiento del turismo sobre una acera, pueden acarrear consecuencias tan graves como el atropello de un niño o de un anciano, “además de y no por ello menos importante, la merma de la calidad de vida de una parte sensible de la población, puesto que mayores y discapacitados ven como su espacio público de tránsito se ve ocupado de forma insolidaria por los conductores de vehículos”, afirma el inspector jefe de la Policía Local, David Lerma.

 

Fuentes municipales consideran que con la creación y entrada en vigor de la inscripción de sanciones graves o muy graves en el registro de infractores de la DGT, un hecho que impedirá la renovación de permisos y licencias y trámites con los vehículos a los que tengan sanciones de tráfico por abonar, los infractores se acogerán a estas medidas de retribución.

 

Destacar, asimismo, que tanto los trabajos como los cursos están al alcance de todos los infractores, sean o no vecinos de Almussafes (un 40% de los que participan en estos primeros cursos de reeducación vial convocados por el ayuntamiento provienen de otras localidades, aunque han sido objeto de la correspondiente sanción en la localidad). No obstante, los cursos de formación vial están limitados para los reincidentes, puesto que en el momento en que se acumulen tres sanciones en un mismo año, la única opción que permite la ordenanza radica en la realización de trabajos en beneficio de la comunidad.

NO COMMENTS

Leave a Reply