Catarroja deja de vigilar los pasos de peatones

Catarroja deja de vigilar los pasos de peatones

0 449
policia local catarroja
policia local catarroja
A las siete de la tarde, los pasos de cebra de la avenida Camí Real de Catarroja eran, sin duda alguna, los más seguros de toda la comarca. En algunos de ellos y por espacio de una hora, un Policía Local vigilaba que tanto los peatones como los vehículos extremaran la precaución para evitar accidentes mientras cruzaran la avenida. Esta medida llevaba ejecutándose desde hace cuatro o cinco meses, dado el tráfico intenso a horas punta que registra esta zona de la localidad, con escasa iluminación, sobre todo a partir de las ocho de la tarde.
Uno de los últimos accidentes, sin duda el más grave, ocurrió hace aproximadamente un año cuando un hombre de unos 50 años perdió la vida al ser atropellado por un coche cuando cruzaba por un paso de peatones junto a su pareja. Era de noche y el conductor parece que no se percató de su presencia. Lo arrolló y murió en el acto. Hasta hace unos días, las fuerzas de seguridad no han faltado a su cita diaria, exceptuando los fines de semana. Los policías tenían la función de indicar a los peatones cuál era la forma correcta de cruzar, al tiempo que su presencia implicaba una mayor precaución para los conductores.
«Al principio nos llamaba la atención su presencia y les preguntábamos qué hacían allí parados», comentan los vecinos de la carretera. «Después ya te acostumbras». La medida no está exenta de polémica y levanta el debate entre los propios vecinos. «Está bien que vigilen los pasos de cebra pero hay cosas más importantes, porque pueden haber desatendido otros barrios de la localidad», añade un grupo de ellos. «Mientras están aquí pueden pasar muchas cosas». Y precisamente ha sido la reclamación de un ciudadano al Consistorio la que ha hecho replantearse esta iniciativa.
Esta medida se implantó, al principio, en dos zonas de la localidad, la misma carretera y la avenida Filiberto Rodrigo, por ser las más conflictivas en cuanto al tráfico y los policías alternaban los pasos de cebra. Después se redujo a la carretera, quedando la otra zona sujeta a la vigilancia de los policías de barrio.
Todo esto es fruto de la campaña de concienciación al peatón y conductor que desarrollaba la concejalía de Seguridad, junto con la Jefatura de la Policía Local. «No solamente se trataba de vigilar los pasos de cebra, sino que tenía también una función disuasoria para evitar posibles robos en los comercios locales», explicaba el hasta hace unos días concejal de Policía, Francisco Chardí. Y es que esta zona de la carretera es en la que se agrupa gran parte del comercio local, además de en Filiberto Rodrigo y La Rambleta, dos zonas donde, en principio, se tenía pensado extender la medida. Ahora, y tras la reciente dimisión del concejal, puede que se hayan replanteado iniciativas como ésta.

NO COMMENTS

Leave a Reply