El Ayuntamiento de Almussafes habilitará 20.000 metros cuadrados como zona de esparcimiento...

El Ayuntamiento de Almussafes habilitará 20.000 metros cuadrados como zona de esparcimiento de perros en el casco urbano

0 201
esparcimiento de perros en el casco urbano

En la actualidad existen 1.373 canes registrados con microchip

 

 esparcimiento de perros en el casco urbano

A las 12 del mediodía del próximo sábado día 12, el Consistorio de Almussafes inaugurará oficialmente la primera de las seis zonas destinadas a la suelta, esparcimiento y juego de perros en el núcleo urbano. El ayuntamiento ha trabajado durante los últimos seis meses en el desarrollo de este proyecto, en el que también ha colaborado la asociación Dignitat Animal, y que ha supuesto la firma de acuerdos con los propietarios de las seis parcelas que ya han sido cedidas para su conversión en zonas de esparcimiento canino. Los 1.373 canes censados en la localidad en estos momentos podrán disfrutar de 20.000 metros cuadrados reservados específicamente para ellos, en los que el ayuntamiento instalará papeleras para la recogida de las deposiciones y bancos para el descanso de sus dueños, entre otros elementos.

 

El Consistorio de Almussafes sorprende de nuevo con una iniciativa pionera, tan sólo habitual en grandes ciudades y capitales de provincia, como es la habilitación de extensas áreas municipales acotadas dentro del casco urbano, algunas de ellas valladas, reservadas específicamente para el esparcimiento de los canes de la localidad en las máximas condiciones de seguridad.

 

Un solar de aproximadamente 1.000 metros cuadrados, emplazado entre las calles El Cano, Pintor Sorolla y Sueca, ha sido adaptado por el ayuntamiento como el espacio más idóneo para poner en funcionamiento este proyecto de carácter municipal, que ha contado con la colaboración de la asociación de Almussafes Dignitat Animal. De hecho, a las 12 horas del próximo sábado, el alcalde, Albert Girona, será el encargado de inaugurar oficialmente esta primera zona preparada para el disfrute en libertad de los canes, acto que contará con la presencia de numerosos integrantes de la entidad colaboradora, que aprovecharán para instalar una mesa informativa. A los propietarios de mascotas asistentes al acto se les hará entrega de una original caja que permite la colocación de bolsas de plástico para las deposiciones de las mascotas.

 

Esta primera zona de suelta ha sido adaptada para este servicio, puesto que el ayuntamiento se ha encargado de su limpieza, vallado, señalización, adaptación de sus dos accesos, así como de la instalación de papeleras y utensilios de recogida y limpieza de las deposiciones, y de bancos para los cuidadores de los canes que utilicen este espacio.

 

Durante los próximos meses, se procederá a la apertura de otras áreas, distribuidas equitativamente por todo el núcleo urbano, previo acuerdo del consistorio municipal con los propietarios de los solares para su cesión al uso citado. En total, el ayuntamiento habilitará en torno a 20.000 metros cuadrados en los que va a estar permitido el paseo y, en algunos casos, la suelta de perros. Concretamente las zonas elegidas se ubican en las calles Benifaió, 9 de Octubre, Sant Josep, Tarick l’Almanzafí y Ronda Antonio Ludeña.

 

Con esta medida los responsables municipales pretenden cumplir con los preceptos establecidos en la Ley sobre Protección de Animales de Compañía de la Generalitat Valenciana, que en su artículo 12 establece que los ayuntamientos deberán habilitar espacios públicos para el paseo y ejercicio físico de perros, en los que estén libres de ataduras y fuera de habitáculos. Precisamente con el objetivo de atender el bienestar de una población canina que casi alcanza los 1.400 canes registrados con micro chip, sin tener cifrados los perros sin censar, así como para mejorar la convivencia ciudadana, a la par que se facilitan soluciones para la limpieza e higiene de las vías públicas y parques, el consistorio ha apostado por impulsar esta medida.

 

“Durante este año, además de la habilitación de estos espacios, vamos a potenciar otro tipo de propuestas para obtener la máxima colaboración de los propietarios de los canes en cuanto a la recogida de las deposiciones de sus mascotas”, explica Girona. La instalación en las calles de más papeleras, algunas de ellas con dispensadores de plástico para la recogida de los excrementos, y la adquisición de una máquina, con agua a presión y productos químicos, que sirve tanto para la limpieza de las aceras, como para la eliminación de chicles, heces de animales y el ya habitual olor de orines de los perros sobre todo en las esquinas de las viviendas, conllevarán una mejora sustancial de la limpieza de los espacios públicos.

 

Normas de uso de las zonas de esparcimiento canino

El consistorio municipal y la asociación local Dignitat Animal han redactado una normativa de aplicación en el interior de los espacios habilitados para el ejercicio físico y la circulación libre de los animales. Entre otras indicaciones, se informa que el propietario o cuidador de la mascota se responsabiliza de la apertura y cierre de las puertas de acceso al recinto de ocio y se hace responsable de su comportamiento (daños, perjuicios y molestias que éste ocasione), de acuerdo con lo establecido en el artículo 1905 del Código Civil.

 

Además, se especifica que éstos tienen la obligación de recoger y depositar los excrementos de sus mascotas en las papeleras adaptadas y que deberán mantener al animal bajo su vigilancia y control mientras estas se encuentran sueltas en las zonas de esparcimiento.

 

Se pide, asimismo, a los usuarios que en horario de nocturnidad, traten de evitar los ladridos de los canes para no generar molestias en el vecindario, y, en el caso de los perros de razas catalogadas como potencialmente peligrosas, se exige que vayan provistos de bozal.

NO COMMENTS

Leave a Reply